“En defensa de la ciudad”

Escrito de Fuster Valiente sobre la ciudad de Palma

No tenemos constancia de la fecha (posiblemente en torno a la década de los 50) en que Juan Antonio Fuster Valiente redactó este escrito manuscrito titulado “En defensa de la ciudad” y que aparece dedicado a don Gabriel Alomar i Esteve, arquitecto. Dice así:

“El ciudadano, al levantarse, se encuentra cada día con la amenaza de un nuevo plan urbanístico de reforma y abertura de nuevos espacios. Lo primero de todo, las grandes vías se abren para descongestionar el tráfico o para conducir a alguna parte. Si no conducen a ningún sitio no son grandes vías y son inútiles.

Esta americanización de una vieja ciudad como Palma es absurda, como absurdo es que mirando al mismo progreso –hoy diríamos un progreso de marcado color negro– no se supieran conservar y restaurar las viejas murallas de la ciudad. Murallas que en cualquier país de nivel cultural medio hubieran sido amadas y respetadas.

Vergüenza para Palma es también el “ensanche” con sus grandes avenidas y sus calles secundarias estrechas, impropias de todo plan moderno de urbanismo.

Un amigo arquitecto belga, en una visita a Palma, quedó espantado de nuestro urbanismo y lamentó la falta de higiene y el espacio perdido, peor, tirado y la desastrosa manera de construir una ciudad nueva. Dijo que en su vida había contemplado una anarquía similar, con las casas desiguales, sin decoro, sin ornato, con almacenes que terminan convertidos en viviendas de pisos de alturas tan diferentes.

Pero, en fin, todo está consensuado y andando sueltos los culpables de tantos atropellos y atrocidades quiero defender Palma sin argumentos de ninguna clase. Sin embargo… sólo uno quiero esgrimir. El Caudillo prometió mejor nivel de vida y que las personas tendrían unas viviendas soleadas y con luz. Es la hora de los avances sociales, del levantamiento del nivel de vida, de las concesiones de toda clase en favor del obrero. La hora de la justicia social.

Si socialmente se estudiaran los problemas de nuestra ciudad me gustaría que, en referencia a Palma, se abordara una verdadera reforma social y urbanística, levantando sobre sus solares vacíos una nueva ciudad que mire al mar.

En el barrio de San Pere, la Calatrava, Es Jonquet… no se puede consentir que la gente viva en aquellas viviendas indignas de todo decoro humano. ¿Cómo se reacciona en aquel ambiente? ¿Qué formación, qué sentido de la vida puede tener una persona criada allí sin aire, sin sol, sin luz?

¿Para qué grandes vías si no se puede seguir la comenzada?

Háganse antes casas, barrios, donde colocar todas las familias que viven en los barrios indicados.

No se dejen tantas viviendas miserables si se quiere amar y cambiar Palma”.

©2020 JAF Comunicació | palma@fuster-valiente.es | T. 607 283 022 | Fotografía: Cat Grunfeld | Designed By Calma